domingo, 19 de marzo de 2017

A VECES, MAMÁ MOLA

Pues hoy vengo con una entrada diferente, para contarte que a veces las mamás molan,  aunque sigo haciendo libros de comunión que ya te iré enseñando, y es que resulta que ésta semana le dieron las notas de la segunda evaluación a mi hija mayor que está cursando 5º de primaria.

En la primera evaluación, aunque las notas fueron buenas, no se había esforzado demasiado, además dejé que hiciera las cosas a su manera y como ella quería tener una mecha de color permanente, se me ocurrió hacer un trato con ella: una mecha a cambio de todo notables en las notas.

Este segundo trimestre se ha esforzado algo más, de hecho estuve pendiente de ella en asignaturas como sociales, matemáticas o lengua y hemos conseguido unas estupendas notas, de hecho también hubo sobresalientes.

Y hablo en plural, porque resulta que ahora, por mucho que digan los profesores que tenemos que dejarles que se responsabilicen de sus deberes o estudio, todavía no son capaces de ello, o lo son, pero, a su manera y me ves a mí, volviendo al cole.

Pero al lío, la cosa es que cumplió su parte del trato y mami llamo a su peluquera de confianza para pedir cita para la mecha, María mi peluquera es una mujer joven y cuando le dijimos lo que quería me comentó que las mechas de colores vienen a durar 8 lavados, pero además hay que decolorar y para que esté decente tendríamos que ir a la pelu mínimo 1 vez al mes o dejar el mechón decolorado, debido a la edad de mi hija me sugirió un postizo,  así es que siguiendo su recomendación optamos por un postizo y mi hija decidió que fuera azul.


Colocación de postizo
Colocando postizo

Postizo azul
Postizo azul

La verdad es que queda muy bien y si no te acercas para ver el nacimiento del pelo no se aprecia que es un postizo. Tiene algún "mantenimiento", no debe ponerse suavizante en ese trocito, no puede cepillarse tirando, hay que hacerlo sujentándolo para evitar que se caiga antes de tiempo, porque el postizo acaba cayéndose, dura aproximadamente 1 mes, así es que ahora le toca mantener esas notas para que cuando se caiga volvamos a la peluquería a por otra mecha.

Por cierto, la semana que viene me paso yo para ponerme unos mechoncitos en morado y a comprar un postizo de quita y pon con brillantitos para la peque, porque ella también quiere.

¿y tú, le pondrías un postizo a tu hija?





2 comentarios:

  1. ¡Que linda! y que divertido, a mi en lo personal me hubiera encantado que de pequeña me dejaran utilizar postizos de colores, pero bueno, en lo personal claro que dejaría que mis hijas los tuvieran, al fin y al cabo son temporales y no les dañan el cabello.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola, sobre tu pregunta..., pues la verdad es que no lo sé, todo es muy relativo, la edad, el momento, para qué lo quiere. Yo veo muy bien los pactos, cuando hay algo que se debe conseguir, así que me parece genial que le regalaras una mecha y que ella aceptara que no fuera natural.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! Me encanta poder cambiar impresiones contigo en este espacio.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...